Un rincón de Serrano, La Parroquia de la Concepción

Hoy nos alejamos de la típica concepción del Barrio Salamanca, icónico por sus calles infinitas y perfectamente ordenadas repletas de las tiendas mas icónicas de Madrid para adentrarnos en uno de los edificios que muchas veces pasa desapercibido por la milla de oro de Madrid. Ese no es otro que la Parroquia de la Concepción, la iglesia más importante del barrio Salamanca.
Destacada entre los edificios residenciales que reflejan el alma del barrio de Salamanca, esta iglesia sobresale por su característica aguja blanca con la imagen de la Inmaculada, colocada encima de la torre con 44 metros de altura que corona la parroquia. Esta Iglesia situada entre la calle Goya y Núñez de Balboa era un proyecto para sustituir la parroquia situada entre las calles Hermosilla y Claudio Coello. Finalmente se convirtió en la iglesia referente del Barrio Salamanca, con un estilo clásico que concuerda perfectamente con el género burgués del proyecto del primer ensanche de Madrid. Sin embargo eso no significa que se cuente como uno más de los edificios de las calles de Goya o Calle Velázquez, superpuestos a modo de plantilla haciendo que el barrio de Salamanca tenga un sentido único arquitectónico y uniformidad, si no que, dentro de mantener la línea estilística arquitectónica, sorprende por su particular belleza sencilla que se aprecia tanto por su fachada teñido de un estilo neogótico, con esa aguja icónica blanca, como por su interior, con arcos de estilo neoclásico altos que construyen pequeñas bóvedasParroquia de la Concepcion
La Iglesia no solo fue construida para dar amparo a los feligreses del barrio si no que también se pensó en habilitar una zona especial para dar educación primaria a veinticuatro niñas que tenían menos recursos. No se pensó un estilo sobrecargado para la Iglesia si no que se quería dar una imagen de severidad alejada de adornos extravagantes. De ahí que su interior sea pintado de blanco y decorado únicamente con tres altares en su construcción inicial, tres altares compuestos por la escultura de la Imagen de la Inmaculada Virgen María, otro bajo el nombre de San Vicente Ferrer y el último dedicado a San Francisco Javier.
En un tiempo donde se pretendía dejar de lado los valores eclesiásticos y dar paso a la razón, esta parroquia se construyó con la esperanza de renegar las críticas a la Iglesia, sin saberlo por aquel entonces, gracias a ello ha dado al Barrio de Salamanca un punto de referencia turístico por el que hay que pasar sin ninguna duda. iglesiacallegoya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *