Descubriendo los edificios del Barrio Salamanca

Pese que el barrio de Salamanca se considere ahora uno de los más céntricos de Madrid, este barrio fue construido como ensanche de la ciudad, un barrio residencial donde pudiese vivir la clase media burguesa. El barrio de Salamanca nació como proyecto residencial con el fin de construir una serie de viviendas de la forma más racional posible, aprovechando los espacios, pero sin perder la estética. Así se creó con el plan de Castro, un barrio con un plano cuadriculado donde los edificios de unas 4 plantas de altura quedan separados por grandes avenidas decoradas con vegetación y donde las fachadas tienen un aspecto neoclásico, siendo simples pero sofisticadas y en su gran mayoría blancas.
Este barrio fue una oportunidad para dar a Madrid un aspecto más cuidado y mejor imagen ya que la ciudad por el siglo XIX estaba falta de un sistema de alcantarillado bueno y los edificios del centro recordaban a los de un pueblo cualquiera. Por eso el Marqués de Salamanca se involucro en este proyecto con el fin de hacer de Madrid una ciudad moderna que estuviese a la altura de Paris o Berlín.
Algunos de los edificios más emblemáticos de este barrio residencial son:
– Palacio de Basilia Avial según proyecto de Isaac Rodríguez Avial (1901), actualmente sede de la presidencia de la ONCE. Se encuentra en Velázquez, 65
– Palacio de Saldaña (1903) / arquitecto: Joaquín Saldaña, actualmente utilizado para eventos sociales y empresariales en José Ortega y Gasset, 32[

Palacio Saldaña

Palacio Saldaña

– Palacete del marqués de Rafal (1913 – 1919) / arquitecto: Luis Sainz de los Terreros, actualmente propiedad de la embajada belga. Padilla, 23
– Palacete Francisco Taviel de Andrade (hacia 1925) / arquitecto: Fernando de Escondrillas, actualmente Real Instituto Elcano de estudios internacionales y estratégicos. Príncipe de Vergara, 51
Y por ultimo hoy remarcamos la antigua plaza de toros entre las calles de Serrano y Claudio Coello, la que es ahora el actual palacio de los deportes. El marqués de Salamanca logró emplazarla y actualizarla en la plaza Felipe II. Palacio de los deportes